Acta de Divorcio en Venezuela

Un acta de divorcio o partida de divorcio es el documento certificado de carácter legal, expedido por un tribunal de justicia civil.

Este documento aprueba la disolución del vínculo matrimonial entre dos personas. Se obtiene cuando se reúnen ciertos requisitos y cuando existe una causa válida y razonable para deshacer las obligaciones que has contraído con tu cónyuge mediante sentencia firme.


¿Cómo obtengo un acta o sentencia de divorcio?

Lo primero que debes tener en cuenta es que la legislación venezolana vigente (Código Civil de 1982, Código de Procedimiento Civil de 1990) permite el divorcio en tres casos o formas específicas:


1. De mutuo consentimiento o con la separación de bienes y cuerpos por un tiempo superior a 1 año

Si la pareja está de acuerdo en separarse, puede presentar la solicitud a un tribunal en su localidad para formalizar esta decisión. Esto se realiza por escrito con asesoría de un abogado y se decreta favorablemente en cuestión de unos días.

Al transcurrir un año de dictarse la sentencia de separación sin que se haya producido la reconciliación de la pareja, uno o ambos cónyuges pueden solicitar ante un tribunal la conversión en divorcio de esta separación efectiva. En el acta o sentencia judicial deberán respetarse los acuerdos definidos previamente.


2. Por separación de hecho por un tiempo superior a 5 años

Cuando los cónyuges dejan de vivir juntos por determinadas diferencias irreconciliables o a consecuencia de situaciones lesivas a la convivencia en común y esta situación de ruptura se prolongue más allá de cinco años, lo cual debe ser demostrable, ambos involucrados pueden convenir en solicitar al tribunal correspondiente, asistidos por un abogado, que se declare el fin de la unión matrimonial.


3. Con la presentación de una demanda judicial de divorcio o contencioso

En caso de que no exista posibilidad alguna de llegar a un acuerdo de separación o la expresa negativa de uno de los esposos a divorciarse, el mecanismo contencioso es la opción más viable que tienes para lograr un acta o sentencia de divorcio.

Consiste en presentar una demanda para solicitar al juez que determine si el otro cónyuge cometió una falta grave al matrimonio o su incapacidad de mantener la unión marital.


Causas que hacen viable la demanda de divorcio

La demanda de divorcio solo procederá si está relacionada directamente con las causas siguientes:

  • - El adulterio, entendido como el acto sexual intencional y notorio cometido con una persona distinta a la pareja, sea ocasional o continuado

  • - El abandono voluntario, es decir, el incumplimiento intencional, injustificado y sostenido de alguna de las obligaciones matrimoniales, tales como cohabitación, ayuda y protección, lo cual resulta en perjuicio definitivo (físico o moral) del cónyuge

  • - La existencia de maltrato y ofensas de carácter grave que comprometan la convivencia marital

  • - La iniciativa de prostitución de su cónyuge o de corrupción hacia este y sus hijos (de forma directa o su complicidad)

  • - La condena de prisión de su cónyuge mediante sentencia judicial por ser culpable de un delito grave

  • - La adicción al alcohol y las drogas de forma que perjudique gravemente la convivencia del matrimonio

  • - La incapacidad mental del cónyuge por un padecimiento psiquiátrico que compromete la vida en común

Este proceso amerita la asistencia permanente de un abogado que defienda tus intereses. Tiene varias etapas y suele generar tensiones psicológicas importantes entre las partes involucradas. Además, consume considerables sumas de dinero en gastos relativos a citaciones, testigos, inspecciones y evacuación de pruebas, entre otros.


¿Qué hacer si no se cumple ninguna de las condiciones anteriores?

Si no cumples las condiciones para solicitar el divorcio en ese país, aún queda la posibilidad remota de intentar el divorcio en un país extranjero y, en caso de que proceda, solicitar, posteriormente, la convalidación del acta o sentencia de divorcio (exequátur) por el Tribunal Supremo de Justicia (o un tribunal superior).

Esto supone un procedimiento estricto, engorroso y costoso hasta lograr un fallo favorable. De lo contrario, tu matrimonio todavía tendrá validez y vigencia en el territorio nacional.


¿Qué requisitos debes cumplir para tramitar un acta o sentencia de divorcio?

Para las diligencias propias de este proceso judicial, deberás reunir la siguiente documentación:

  • - Copia certificada del acuerdo prenupcial o capitulaciones matrimoniales (cuando existan), debidamente notariado

  • - Copia del acta de matrimonio: si no cuentas con ella, puedes obtenerla solicitando una cita al ingresar en la página web del Servicio Autónomo de Registros y Notarías (SAREN)

  • - Copia certificada de la partida de nacimiento de los hijos menores de 18 años (cuando exista): puedes obtener este documento también mediante cita desde la página web del SAREN

  • - Copias simples de los documentos de propiedad de aquellos bienes adquiridos durante la vida conyugal, hayan sido comprados de forma individual o en pareja

  • - Original o copia de otros documentos que puedan ser útiles para probar hechos o faltas ocurridas durante el matrimonio que sean causales del divorcio (en caso de presentar una demanda)

Reúne en una carpeta todos los documentos necesarios y estarás ahorrando tiempo y dinero. Si alguno de ellos fue emitido fuera de Venezuela, deberá ser legalizado o apostillado según sea el caso. Un abogado puede conseguirte esta documentación, pero esto aumentaría el coste del proceso de forma significativa.

La solicitud de documentos por la página web del SAREN requiere la inscripción en su sistema de citas programadas. Deberás contar con una dirección de correo electrónico y colocar tus datos personales al momento de hacer el registro en línea.


¿Dónde tramito el divorcio?

El acta o sentencia es el resultado de un procedimiento judicial civil. Quedará lista tan pronto como la autoridad competente verifique toda la información suministrada. Puede tomar semanas, meses o, incluso, algunos años, en casos muy complicados. El tiempo dependerá de las causas o circunstancias que dieron lugar al divorcio.

En caso de tener hijos menores de 18 años, debes acudir a los tribunales de protección a niños, niñas y adolescentes. En caso de ser un divorcio de común acuerdo, no tener hijos o si hay hijos mayores de edad, puedes acudir a un tribunal municipal.

Cuando se trate de una demanda de divorcio o una separación problemática, la acción se debe introducir en un tribunal de primera instancia en lo civil.